Saturday, 23 May 2009

PARA PROSPERAR EN LAS FINANZAS




Proverbios 18:21

Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto.

Por lo tanto declaro la palabra de Dios concerniente a mis Finanzas:


El Favor de Dios me rodea y

va delante de mi.



  • Porque tú, oh SEÑOR, bendices al justo, como con un escudo lo rodeas de tu favor. Salmos 5:12 (BLA)
  • El que madruga para el bien, halla buena voluntad; el que anda tras el mal, por el mal será alcanzado. Proverbios 11:27 (NIV)
  • El hombre bueno recibe el favor del Señor, pero el intrigante recibe su condena. Proverbios 12:2 (NIV)

Las bendiciones de Dios me están persiguiendo y me están sobrepasando

  • Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre. Deuteronomio 28:1-2 (NIV)
  • Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. Lucas 6:38

Lo que haga mi mano prosperará

  • Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Josue 1:8 (NIV)
  • Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! Salmos 1:3 (NIV)
  • Pero lancen voces de alegría y regocijo los que apoyan mi causa, y digan siempre: «Exaltado sea el Señor, quien se deleita en el bienestar de su siervo. Salmos 35:27 (NIV)
  • Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente. III Juan 2 (NIV)

Mi Padre Celestial me da poder para conseguir riquezas


  • Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza; así ha confirmado hoy el pacto que bajo juramento hizo con tus antepasados. Deut.8:18 (NIV)
  • A los que me aman, les correspondo; a los que me buscan, me doy a conocer. Conmigo están las riquezas y la honra, la prosperidad y los bienes duraderos. Mi fruto es mejor que el oro fino; mi cosecha sobrepasa a la plata refinada. Voy por el camino de la rectitud, por los senderos de la justicia, enriqueciendo a los que me aman y acrecentando sus tesoros. Proverbio 8:17-21
  • Ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que aunque era rico, por causa de ustedes se hizo pobre, para que mediante su pobreza ustedes llegaran a ser ricos. 2 Corientios 8:9 (NIV)

Dios libremente me está supliendo todas mis necesidades, conforme a sus riquezas en Cristo Jesus

  • Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. Filipenses 4:19 (NIV)
  • Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas. Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo. Proverbios 3:9-10 (NIV)
  • No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan. Mateo 6:8 (NIV)
  • Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Mateo 6:33 (NIV)

Yo ya no vivo bajo la maldición de la pobreza. Las ventanas del Cielo están abiertas para mi, y por mi causa Dios reprende al devorador


  • ¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando!
    »Y todavía preguntan: "¿En qué te robamos?"
    »En los diezmos y en las ofrendas. Ustedes —la nación entera— están bajo gran maldición, pues es a mí a quien están robando. Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.Exterminaré a la langosta, para que no arruine sus cultivos y las vides en los campos no pierdan su fruto —dice el Señor Todopoderoso—. Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora —dice el Señor Todopoderoso. Malaquias 3:8-12 (NIV)

  • Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros, pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado de un madero.» Así sucedió, para que, por medio de Cristo Jesús, la bendición prometida a Abraham llegara a las naciones, y para que por la fe recibiéramos el Espíritu según la promesa. Gálatas 3:13-14 (NIV)

El Señor ha mandado que yo sea bendecido, por esto, yo soy bendito y no puedo ser maldito. Yo soy la cabeza y no la cola. Estoy solo encima y nunca debajo. Prestare y no pedire prestado

  • »Bendito serás en la ciudad, y bendito en el campo.
    »Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños.
    »Benditas serán tu canasta y tu mesa de amasar.
    »Bendito serás en el hogar, y bendito en el camino. »El Señor te concederá la victoria sobre tus enemigos. Avanzarán contra ti en perfecta formación, pero huirán en desbandada. »El Señor bendecirá tus graneros, y todo el trabajo de tus manos.
    »El Señor tu Dios te bendecirá en la tierra que te ha dado. »El Señor te establecerá como su pueblo santo, conforme a su juramento, si cumples sus mandamientos y andas en sus caminos. Todas las naciones de la tierra te respetarán al reconocerte como el pueblo del Señor. El Señor te concederá abundancia de bienes: multiplicará tus hijos, tu ganado y tus cosechas en la tierra que a tus antepasados juró que te daría. El Señor abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de tus manos. Tú les prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado de nadie. El Señor te pondrá a la cabeza, nunca en la cola. Siempre estarás en la cima, nunca en el fondo, con tal de que prestes atención a los mandamientos del Señor tu Dios que hoy te mando, y los obedezcas con cuidado. Jamás te apartes de ninguna de las palabras que hoy te ordeno, para seguir y servir a otros dioses. Deut. 23:3-14 (NIV)

  • El justo se ve coronado de bendiciones, pero la boca del malvado encubre violencia. Proverbios 10:6 (NIV)








No comments:

Post a Comment